3 secretos de una pareja ABSOLUTAMENTE feliz

¿Y entonces? ¿Será que ahora Leo & Evelyn se metieron a Dres. Corazón y ahora dan consejos de pareja?

Jajaja, no. Pero es que sin que nos quede un ápice de duda, la expansión de consciencia —que es nuestra pasión y tema constante a través de nuestro blog ElPoderDeSer.com— es lo que hace que podamos ser los mejoresamigos-esposos-socios-compañerosdeaventuras desde hace 4 años, en felicidad radical y sin conflictos.

Y las ganas de escribir sobre este tema lo llevamos por dentro hace mucho, porque en nuestros Webinarios gratuitos, en Facebook, Twitter @elpoderdeser y en nuestros Programas de Coaching online es casi que inevitable que muchas personas expresen su frustración por tener una relación de pareja desalineada.

Así que decidimos compartir contigo 3 fundamentos de expansión de consciencia aplicables a la relación de pareja.

El primero:

Quien Realmente Eres no puedes ser amenazado

Desde esta perspectiva es muy fácil no tomar personalmente las ideas, creencias, interpretaciones y expresiones de tu pareja.

Si conoces nuestra filosofía, sabes que cuando hablamos de quien Realmente Eres nos referimos al Ser Espiritual que tiene la experiencia humana de tu nombre, apellido, número de teléfono, talla y demás características.

Así que cuando te dejas afectar por el afuera, realmente quien se afecta es tu ego, pero NO TÚ, no quien Realmente Eres.

Cuando tu pareja se expresa en sus palabras y acciones, está hablando de sí mismo como individuo. Está expresando quién cree que es, y cómo se siente.

Y aún cuando exprese su molestia hacia ti, sigue hablando de su molestia, de su interpretación y de sus asuntos por resolver.

Esto no quiere decir que no puedas escuchar atentamente y tomar para ti los reflejos que sean relevantes.

Pero la energía desde la que los tomas, es una de expansión y no de contracción.

El segundo “secreto”:

El propósito de una relación de pareja es Ser más quien Realmente Eres

La relación de pareja provee el contexto perfecto para despertar de las ilusiones del afuera, y encontrarte con más de ese maravilloso Ser que Realmente Eres.

Te encuentras con ese Ser, cuando te observas y te exploras en tus respuestas y reacciones, y descubres que eres más que esas respuestas y reacciones.

Te encuentras con ese Ser, cuando decides alinearte a tu Verdad, esa que te llama y casi quema, aunque pretendas ignorarla.

Te encuentras con ese Ser, cuando eres coherente con tu resonancia, cuando expresas en tus actos tus deseos, más allá de tus miedos a la desaprobación o los juicios de tu pareja.

Te encuentras con ese Ser, cuando tu hacer refleja tu Verdad.

El propósito de una pareja no es hacerte feliz ni cubrir tus necesidades emocionales o físicas.

Esta mirada quita un enorme peso de los hombros de ambas partes, porque nos permite re-enfocarnos libres de cargas y culpas, en nuestro camino de expansión de consciencia.

Y nos abre el espacio para el intercambio genuino desde el amor y el entusiasmo. No desde la transacción como medio de intercambio: “Te amo pero tienes que amarme de vuelta” ¡y de la forma que yo quiero que me ames!”

Cuando reconocemos este propósito caminamos nuestro camino de forma auténtica, en la certeza y el disfrute de saber que a cada paso, descubrimos más de nosotros y que podemos aportar cada descubrimiento a la relación.

Esto nos permite vivir este 3er. fundamento aún con más pasión…

Tú no estás en una relación para ser responsable de la otra persona

Este es el otro lado de la moneda de adueñarte de Ser quien Realmente Eres.

Así como tú estás en tu proceso de expansión de consciencia… tu pareja también.

Y vivirá lo que le toque vivir. Pasará por las dudas, los “arribas” y “abajos” que sean necesarios para encontrarse con más de quien Realmente Es.

No, no estamos en nuestra relación para empujar al otro a vivirlo.

…y ni siquiera para ayudarlo a vivirlo. Porque realmente, no podemos hacerlo.

Nadie ayuda a otra persona. Lo que hacemos es ofrecer algo que el otro puede tomar… o no, para ayudarse a sí mismo.

Hasta darle comida a una persona enferma que no puede alimentarse a sí misma, es una acción que implica necesariamente que otro acepte. Incluso a nivel orgánico, tiene que aceptar los nutrientes.

Es tremendamente arrogante creer que “Si yo no estoy el otro no puede”, o “Es que él/ella me necesita”.

Y no sólo es arrogante, sino una gran mentira que proyectamos para paliar el miedo que tenemos de encargarnos de nuestro propio proceso.

Pero es que no podemos adueñarnos del proceso del otro, sino del nuestro.

Las interpretaciones, conclusiones y decisiones que tome el otro, le pertenecen al otro.

¡Wao! ¡Qué liberación!

Desde esa liberación y adueñamiento, cada uno podemos experimentar la libertad, bienestar y paz que es propio de los Seres que Realmente Somos.

Desde esas emociones, dar, compartir, acompañarnos, disfrutar… es lo natural.

Hay tanto más para compartir, pero empezar a sumergirte en estos 3 fundamentos creemos que puede ser una fascinante aventura para ti :-)

Quién sabe, quizá así como tenemos nuestros Programas de Expansión de Consciencia, quizá diseñemos alguno específicamente orientado a las parejas. ¿Qué opinas? ;-)

Por ahora, te invitamos a poner en práctica inmediatamente estos 3 fundamentos y, si resuena contigo, síguenos en las redes sociales (tienes los enlaces al inicio de este post) y también ¡déjanos tu comentario aquí abajo para seguir la conversa!

firmas_leo_evelyn


Pin It on Pinterest

Share This