A nadie le sobra un corazón… Un llamado a conectar con tu abundancia

bigstock-Heart-Tree-45784669

¿Se te ha ocurrido pensar alguna vez que alguna vez podrías necesitar un corazón nuevo?

Seguramente no.

A Adrián Cottín… tampoco se le ocurrió pensarlo.

Y ahora lo necesita porque el suyo dejó de funcionar.

Así de “sencillo”.

No es sencilla la experiencia que vive –¡con una integridad, entusiasmo y conexión espiritual asombrosa!– sino el diagnóstico que le dieron:

“Necesitas un transplante de corazón.”

Quizá seas 1 de las cientos de miles de personas que se han visto tocadas por la fuerza, elocuencia y contagiante energía como conferencista de este venezolano (maracucho pa’ que sepáis!), su talento como facilitador, coach y maestro, o su brillante capacidad de negociación.

O quizá es primera vez que te enteras de él.

Permítenos por un instante contarte lo que Adrián es para nosotros:

Adrián ha sido para mí, Leo, un mentor. Un abridor de puertas. Un coach en mi carrera como conferencista. Un amigo incondicional. Quien ha creído en mí, especialmente cuando yo no creía en mí. Un hermano (a veces un papá), que me ha apoyado sin restricciones en momentos cruciales de mi vida y de mi carrera profesional.

Gracias a Adrián he tenido la fortuna de vivir procesos de aprendizaje fascinantes. Hemos compartido momentos mágicos y juntos hemos co-creado aventuras creativas.

Parte de quien soy es gracias a Adrián.

Parte de lo que me ha inspirado desde que lo conocí en 1995, es a lo que ha dedicado su vida: contribuir a la felicidad de las personas a través del aprendizaje transformador.

En mi caso, Evelyn, ha sido un espejo que me ha invitado a seguir con mi camino en momentos retadores, y que me ha inspirado a conectar con la magia de la vida cuando se pone cuesta arriba.

Su amor por Leo, aún siendo él mismo una figura tan reconocida y respetada como coach y conferencista… su honra por el amor que recibe de su familia… su aprecio por cada llamada que le hemos hecho en este proceso… su profundidad ante cada recaída corporal (porque su entusiasmo nunca ha decaído)… su expansiva capacidad de verSE… en fin, no terminaría de explicar mi profundo amor y respeto por Adrián.

Por el amor, apreciación y la admiración que le tenemos a Adrián, hoy te escribimos con una intención muy especial:

Inspirarte a que juntos le demos una mano.

Porque verás, en parte de lo que hemos compartido contigo en todos estos años, sin saberlo, Adrián ha estado presente.

En lo que él hizo posible para yo, Leo, crecer como facilitador, conferencista y apasionado por contribuir al aprendizaje de otros.

En lo que Adrián nos ha inspirado a ambos desde su inquebrantable espíritu, su radiante energía positiva y su determinación a vivir.

En cómo él es muestra viva de el poder de ser… del poder de elegir quién eliges ser y con qué vibra te conectas ante tus circunstancias… sean cuales sean.

Así como Adrián, de otra manera, tú también has sido parte de nuestro camino. Tú has estado del otro lado de nuestros compartires, escritos, videos, cursos y programas.

Y por eso en este momento, llegamos hasta ti.

Nada nos traería más alegría que apoyar a Adrián, a su amada esposa Iris y a sus hijos, a encontrarse con más de la prosperidad que juntos podemos co-crear.

El tamaño del reto de vida, familiar y financiero que viven es inmenso. Pero tú y nosotros podemos contribuir a disminuirlo.

No hace falta conocer a alguien personalmente para sacar lo mejor de nosotros y apoyar.

Hoy te damos la oportunidad de sentirte fantásticamente al saber que pusiste tu granito de arena a su causa.

Su vida y el bienestar de su familia significa mucho para nosotros.

Si no te sientes invitado a tomar acción por él… ¿lo harías por nosotros que te hemos acompañado en este camino?

Conecta a tu salud, a tu plenitud, a tu bienestar, a la frecuencia de la compasión y… ve a esta página para que hagas tu aporte para el nuevo corazón de Adrián.

A nadie le sobra un corazón, pero todos tenemos uno que late en la frecuencia del amor.

De corazón a corazón, gracias.

firmas_leo_evelyn

Pin It on Pinterest

Share This