cruzando el puente entre
lo Intangible y lo pragmático

Miradas y procesos de Espiritualidad práctica para despertar y crear una vida más profunda, con sentido y en «flow»

Miradas y procesos de Espiritualidad práctica para despertar y crear una vida más profunda, con sentido y en «flow»

Happy Now

Sea la que sea tu búsqueda, sea el que sea tu reto, esto es lo que encontrarás aquí y en mí: UNA obsesión implacable POR utilizar lo cotidiano como contexto para despertar y expandir la consciencia.

*Espiritualidad Práctica: Principios y perspectivas de índole espiritual que se aplican en la cotidianidad, con el fin mayor de activar y profundizar procesos de despertar, expansión y evolución.

En dos platos, de esto se trata: espiritualidad práctica*

*Espiritualidad Práctica: Principios y perspectivas de índole espiritual que se aplican en la cotidianidad, con el fin mayor de activar y profundizar procesos de despertar, expansión y evolución.

Profundiza, acelera y Aterriza tu viaje de Despertar

Ser [Padres] Conscientes

Programa de 9 semanas

Acompañamiento VIP 1a1

Procesos a la medida

Programa de 9 semanas

Llévate GRATIS esta herramienta para tu Expansión

Para destrancarte, clarificarte y alinearte a tu verdad, obtén gratis la Guía de «Exploración Dinámica»

SIgue mi mensaje
@elpoderdeser

No veo la soledad como negativa o incómoda.

De hecho, la busco y disfruto profundamente.

Pero admito que hay distintos tipos de soledad.

Y sentirnos solos cuando necesitamos o queremos apoyo… esa sí puede ser una experiencia malucona.

Incluso, aterradora y paralizante.

Nuestros mayores problemas como raza humana y sociedad surgen de la experiencia de sentirnos solos, distantes, separados.

De nosotros mismos.

De otros.

De la naturaleza.

De la vida.

El absurdo es que no, no estamos solos.

Ni separados.

Nunca.

Pero sí, especialmente cuando somos niños —y todos seguimos teniendo una niña o niño dentro— nos podemos sentir muy, muy, muy solos.

Soledad que arrastramos, generalmente sin siquiera saberlo, a la adultez dejando sin resolver mucho de lo que vivimos en la infancia.

Desde ese espacio interno quizá nos convertimos en pareja, en padres, en familia.

Y la parentalidad es una etapa en la que es muy ácil sentirnos doblemente solos y desconectados.

¿Me permites apoyarte en esa experiencia?

Este sábado inicia «Ser[Padres]Conscientes» como viaje de reconexión, de sanación, encuentro, aprendizaje, conexión y evolución de individuos que quizá sean ya mamás o papás, quizá lo sean algún día, quizá no… pero siempre serán hijos de sus padres.

Y de su infancia traen lo que traen.

Y desde su infancia y camino entregan lo que entregan.

Mañana jueves cierro el registro para preparar todo antes de comenzar el sábado.

En las pasadas dos semanas te he compartido reflexiones, conceptos, miradas y perspectivas en Lives, correos, posts aquí en IG y un Webinario Gratuito que confío te hayan aportado algo de valor que puedas llevarte puesto.

Seas o no aún mamá o papá.

Quieras o no serlo algún día.

Ahora llega el momento de tomar decisión.

Si no has leído con detenimiento la página o conectado a tu intuición para conectar a la posibilidad de vivirlo, pues este es el momento.

Tienes el enlace en la bio.

No estás tan sola/solo como crees.

Hay recursos.

Hay apoyo.

Hay camino.

Lo que no hay… es escape de la vida y lo que nos ofrece para nuestra evolución y la de nuestros hijos.

Fuerte abrazo.

Seguimos 💫
...

Cuando nos empeñamos en hacer todo lo que podemos para “sentirnos bien” manipulando, controlando, cambiando o mejorando las circunstancias, estamos implicando que lo que es y está siendo, lo que sucede… “no debería ser”, “está mal”, “tiene que cambiar”.

He allí la raíz del sufrimiento.

El remolino en el río no tiene control sobre su cauce.

La corriente en el mar no decide la temperatura del agua.

No es sumisión ni resignación.

Se trata de una comprensión mayor y más profunda de la historia en curso.

A soltar y fluir se aprende con la práctica.

De los libros se obtiene el conocimiento.

La sabiduría (que Somos) se revela y expresa en el camino.

Vivimos en un gran salón de espejos, donde los fractales y reflejos nos recuerdan la ilusión y el sueño que soñamos.

Seguimos ✨
...

Es cuando me he hartado de estar harto que algo ha cambiado…

Es cuando me he hartado de estar harta que algo ha cambiado…

Es cuando me he hartado de estar harto que algo ha cambiado…

Es cuando me he hartado de estar harto que algo ha cambiado…



No sé en tu caso, pero en el mío poco —muy poco— se ha transformado en mi vida cuando:

* me he quejado

* digo que “tomado la decisión”

* prometí y juré que haría lo necesario

* cuando dije “hasta aquí”

* investigué en internet “cómo hacerlo”

* me compré lo necesario “para empezar”

Esos pueden ser inicios de camino, vale, pero sostener un movimiento más allá de los primeros pasos no sucede por “quererlo”, “tener ganas”, “estar interesado” o “desear con todo el corazón que sea distinto”.



Es cuando
el precio que estamos pagando
por no hacer algo
es MAYOR
que el precio
de hacerlo…
que hacemos
lo que sabemos
que necesitamos y
está en nosotros hacer.



Las excusas tienen patas cortas:

* No puedo porque…

* Es que ahora…

* Yo nunca…

* A mí siempre…

* Lo que pasa es…

¿Hasta cuándo nos excusamos?

¿Cuál es la fórmula para salir de las razones que nos damos?

¿Qué nos hace hacer algo distinto?

¿Cómo salimos de ese ciclo sin esperar que llegue la crisis?

. . .

En un rato sale un correo en el que me extiendo sobre este tema.

Si no estás en mi lista de correo puedes ir al enlace en la bio y sumarte a mi newsletter EvelynEyesNews 👌🏼

¿Cuál es tu excusa más usada? 👇🏻
...

Dicen por ahí que: «Tus luchas pueden ayudar a otros a no sentirse tan solos».

Si bien este concepto tiene sentido y, desde cierta perspectiva, puede llegar a ser de valor y servicio TAMBIÉN conlleva un potente riesgo.

Si se vive de forma superficial, rápida y sobre-simplificada, carente de reflexión o desde la gasolina del equipaje emocional que arrastramos con frecuencia desde la infancia y adolescencia, esa idea puede conducirnos a experiencias tremendamente limitadas y contraídas.

Sí, es cierto que conocer otras experiencias desafiantes similares a las nuestras puede apoyarnos a sentirnos menos solos.

Pero ¿es “menos solos” como realmente queremos sentirnos?

¿O mas bien el llamado de la vida es a conectar a nuestra fuerza, a nuestras verdades del alma, a nuestros deseos más profundos, a nuestro sentido de completitud natural y a nuestra Sabiduría de origen?

No hay por qué escoger entre «estar acompañados en el dolor» o «estar conectados a otros ángulos de lo posible».

Sin embargo es tremendamente fácil quedarnos pegados en las arenas movedizas e hipnóticas de la idea de soledad y tristeza, tanto como en las de la seguridad de una manada.

¿Qué sucede después de ese “sentirnos menos solos?

¿Cómo se atiende el reto que se transita?

¿Se ha desarrollado la resiliencia, la perspectiva, el discernimiento para continuar el proceso más allá de la pausa que ofrece la compañía?

Podemos recibir la mano por la espalda, la frase solidaria, la fórmula de los tres pasos… que nada servirá de forma sólida y permanente hasta se comience a caminar el camino de la madurez filosófica y espiritual.

Pero no me creas… revisa en tu vida cómo ha sido tu experiencia y qué te ha servido.

¿Me cuentas cómo lo vives tú, en los comentarios?

p.d. enfocado en esa solidez en la filosofía de vida es que está basado mi programa «Ser[Padres]Conscientes» que cierra puertas de registro este jueves. Y NO, no es “solo para gente con hijos”. Es para GENTE. Tienes el enlace en la bio 👌🏼

Seguimos ✨
...

Cuando estoy en modo-lanzamiento-de-programa estoy mucho «en el afuera».

Comunicándome.

Conectando.

Organizando.

Pensando.

Sea en forma verbal o escrita.

Haciendo llegar el mensaje, tocando mentes y corazones.

Sea estudiando o escribiendo o respondiendo o leyendo o escuchando.

Palabras. Muchas palabras.

ME cansa, aunque no me drena, porque la misión y el propósito regeneran.

Y necesito el silencio.

Ese silencio que no habla, que no tiene palabras, que parece vacío aunque está repleto.

El silencio de la contemplación.

El silencio del sentir crudo.

El silencio del dejar morir ideas, proyecciones, preguntas, respuestas, conclusiones.

El silencio del mimetizarme con el momento, así sea en la cocina.

El silencio de la pausa en movimiento.

El silencio… aún escribiendo estas letras.

El silencio de hacer «zoom-out» y recordar que, como el poema de Rumi…

~ Este lugar es un sueño.
Sólo un durmiente lo considera real ~

(sugiero altamente leer el poema completo)
...

Un día como hoy, 15 de Mayo, pero del 2019, hace 3 años, estaba yo en Bruselas, Bélgica, en plena vida como nómada digital (sigo nómada, pero con menor frecuencia de movimiento) 🤷🏻‍♀️

El día anterior había llegado de Alemania, y me encontraba facilitando el Grupo 9 de «Ser[Padres]Conscientes».

Ese día me tocaba grabar el «Video de los Miércoles» en el que atendía preguntas cada semana.

Aquí te comparto apenas una de las respuestas a una mamá que preguntaba «cómo identificar las necesidades su hijo, en cuanto al tipo de madre que él necesita, ya que no sabe si el comportamiento de su hijo “es normal”».

Mis respuestas, lógicamente, son apenas apuntadores para activar reflexiones. No son "soluciones" ni cátedras.

Las respuestas están enmarcadas en el contexto del programa, donde amplío y profundizo seriamente en los temas que me consultan, en un ambiente cercano, seguro y a salvo.

Una respuesta “de cajita” como las llamo, nunca es suficiente para atender temas complejos, como la crianza. Más aún, aisladas del conocimiento de cada caso.

El Grupo 13 de SPC que inicia este próximo 21 de Mayo, y para el que el registro cierra este jueves 19, vivirá un programa TOTALMENTE NUEVO en cuanto a contenido, ya que lo he rediseñado desde la nueva persona, mujer, madre, guía y ciudadana del mundo en quien me he convertido en los pasados dos años.

La esencia de mi misión se mantiene, pero el contenido está totalmente renovado, adaptado a los desafíos que individual y colectivamente transitamos en este mundo que cambió radicalmente en el 2020.

Puedes leer la filosofía detrás de mi paradigma de crianza y todos los detalles de contenido, logística, inversión etc. del programa, en la página SerPadresConscientes.com o llegarle directo desde el enlace en la bio.

Este jueves, cierro registro. Estás a tiempo.

Recuerda… no hay crianza consciente sin un individuo consciente. El trabajo está en expandir la mirada de cada individuo, con o sin hijos en este momento.

Seguimos ✨
...

Hace mucho mi hijo me pasó en tamaño… pero imagino que una visual parecida al video es lo que él veía cuando era pequeño y al caminar tomados de la mano, me buscaba con sus ojitos para conversar 💛

O solo para mirarme y confirmar que yo, su fuente de seguridad, estaba allí.

Porque eso es lo que somos los padres para los hijos: un lugar seguro… su garantía de supervivencia.

Y desde esa necesidad imperativa de pertenecer para sobrevivir —no desde el amor, como nos gusta egocéntricamente creer— es que los hijos complacen, obedecen y creen todo lo que sus padres le dicen.

Incluyendo creer que no somos lo suficientemente “buenos niños”.

Incluyendo creer que “necesitamos ganarnos su amor”.

Incluyendo creer que “la vida es dura”.

Incluyendo creer que “si no me como todo el brócoli no seré fuerte”… o “no podré ir a disfrutar al parque”… o “que vendrá el policía y me llevará”.

¿Quién no tiene historias que contar sobre lo que le decían sus padres para manipular su comportamiento y emociones?

No. No nacemos “amando a nuestros padres”.

Nacemos necesitándolos.

Seas o no mamá o papá, SIEMPRE eres hijo o hija. Y también necesitaste a los tuyos.

¿Cómo sientes y recuerdas tu “hijez”? ¿Qué arrastras de ella hoy en tu adultez?

Tal como ha sido desde hace años el mensaje principal de mi programa «Ser[Padres]Conscientes» 👉🏼 «Somos los Padres que Somos DESDE los Individuos que Somos».

Y en esta décimo tercera edición del programa que cierra registro el jueves 19 e inicia el 21, nos ocuparemos no solo del rol parental, sino de los individuos que ejercen ese rol (tengan hijos o no).

Porque… no hay crianza consciente sin un individuo consciente.

Te invito a leer de punta a punta el contenido en SerPadresConscientes.com o al enlace en mi bio para llegarle directamente, sea que quieres vivir el programa o no, porque el contenido puede tocarte alguna fibra como como hijo/a o como padre/madre.

Seguimos ✨
...

No me enamoré DE él.

Fui y soy amor CON él.

Dejé que el amor se expresara sin restricción ni proyección.

Porque no necesito de él para ser amada o ser feliz. Porque ya (me) amo y soy feliz.

Y esto será hasta que lo que es… ya no sea.

Fue sin cortejo. Sin propuesta. Sin anillo. Sin promesa de para toda la vida.

Es.

En gerundio.

Y no requiero de más.

Te lo cuento no para alardear.

Ni para halagarlo a él, porque lo que tengo para decirle se lo digo a él, a diario y sin testigos.

Te lo digo para mostrar lo posible. Y a partir de ello cada quien que siga los susurros del alma ⚡️

Seguimos ✨
...

Filosofar… no es poca cosa.

El inicio de la filosofía… comienza en la curiosidad y el asombro.

En la inquietud por ir más allá de lo conocido.

En nuestras preguntas, más que en las respuestas.

Y, sin duda, en el sobrepasar los límites rígidos de las verdades que se sustentan en perspectivas no cuestionadas.

Al hacerlo conectamos a nuevas posibilidades, a descubrimientos, a… liberación.

Liberación y despertar, no sólo en lo intangible sino en lo pragmático y cotidiano… que es de lo que está compuesta la vida: de ahoras que transcurren casi sin notarlo.

No importa el tema que se discuta ni en qué resulte la conversación… la filosofía consiste en «la postura que adoptamos» ante el asunto del que se trata.

Podemos escoger definir la filosofía como “compleja”, pero lo tengamos claro o no, la reconozcamos o no, la tengamos conscientemente activa o no… siempre estamos operando DESDE una filosofía general de vida.

Quienes se dedican a la filosofía son, en su fundamento: «pensadores».

Por lo tanto, la filosofía —como proceso de exploración de posibles respuestas a preguntas significativas— implica… reflexión.

Y filosofar es lo que hago cada jueves en mi newsletter-que-no-se-llama-newsletter-sino EvelynEyesNews.

Y puedes leerla y recibirla en tu email, desde el enlace en mi bio.

Seguimos ✨

p.d. también en ese enlace en la bio tienes el Webinario Gratuito «Por Qué Necesitamos Aprender a Criar Distinto de Como Hemos Venido Haciéndolo». La grabación está solo disponible hasta el lunes. Te registras y podrás verla 👌🏼
...

A muchos, desde niños, nos han criticado por “hablar mucho”.

Las monjas del colegio donde estudiaba llegaron a ponerme cinta adhesiva (tape) en la boca para silenciarme.

Pero el mundo necesita lo que de forma pura y auténtica surge a través de cada uno de nosotros.

El mundo necesita de nuestra voz y nuestras verdades.

Esas que surgen de «más allá de la mente».

Y no… nuestra voz no tiene que ser aceptada ni validada por otros.

Lo que necesita es ser reconocida y expresada… por nosotros mismos.

Con la práctica, en el camino aprendemos a respetarnos.

Pagar precios es parte de la vida.

Siempre estamos pagando uno.

A veces, nuestra voz se manifiesta a través del silencio, o de la contemplación… de la reflexión o la presencia plena.

En ocasiones en forma de pregunta sin respuesta.

O de un vacío que está lleno de las infinitas posibilidades.

Recuerda… tu verdad importa.

Y eres sólo tú quien tienes que creer en ella.

El resto es opcional.

En el enlace en la bio tienes la Guía Gratuita «Tu Verdad No Te Dejará en Paz Hasta que la Escuches» que puede ser un catalizador de descubrimientos.

Seguimos ✨

p.d. también tienes el Webinario Gratuito «Por Qué Necesitamos Aprender a Criar Distinto de Como Hemos Venido Haciéndolo». La grabación está solo disponible hasta el lunes. Te registras y podrás verla.
...

No solo estudié en Comunicación, Publicidad y Mercadeo, sino que trabajé en ello.

Tengo claro el tema de enfocarnos en un “nicho de mercado”, hablarle a un público en específico y toda la historia.

Pero… ¿recuerdas cuando éramos pequeños y nos decían que teníamos que colorear “dentro de la rayita”?

Pues la verdad es que a lo largo del camino me he salido mucho de esa rayita y he coloreado por donde más es mi verdad, siento honesto y genuino..

Esta, por ejemplo, es una cuenta en la que te hablo de despertar espiritual (por reducir a un nombre lo que hago) Y TAMBIÉN de crianza y parentalidad.

¿Son acaso dos nichos diferentes?

Para algunos sí. Para mí no.

¿Por qué?

Porque NO hay una crianza consciente sin un INDIVIDUO consciente.

Así que lo que suma al despertar y expansión de consciencia del individuo 👉🏼 suma a la manera en que ese individuo criará a sus hijos.

El tema es que la mayoría de cuentas de crianza se centran tanto en el ACTO de criar que dejan de lado la intervención de la mirada de quien lo ejerce.

He allí un factor diferenciador CRUCIAL que ofrece mi programa «Ser[Padres]Conscientes», dado mi camino y trabajo en las pasadas décadas.

Si bien atendemos el ejercicio de criar, el foco está en el INDIVIDUO que lo vive (tenga o no hijos).

El trabajo lo hacemos alrededor de la persona que fue hijo/hija criada por padres que traían sus propios traumas y equipaje emocional. Y desde allí.. vamos criando unos y otros.

Puedes leer más sobre mi filosofía parental, y aprovechar que ayer abrimos las puertas de registro (solo hasta el próximo jueves), en SerPadresConscientes.com o ir al enlace en mi bio y llegarle por ahí.

¿Coméntame cuál es tu filosofía parental? 👇🏻
...

En el particular guión de mi historia, el viaje del despertar espiritual ha estado inmerso y directamente vinculado al contexto traumático de una infancia cargada de dolor y estrés emocional; una adolescencia llena de rabia, y los primeros años de mi adultez repletos de confusión y búsqueda frenética de mi lugar en el mundo.

El viaje de despertar espiritual no es lineal.

No es predecible.

Ni manipulable o controlable.

Es orgánico, constante, incontenible.

Como esos granos de arena que caen…

En mi caso, fue la fascinación por el despertar mismo, por la filosofía y la expansión de consciencia lo que me ayudó a sanar y trascender las historias para llegar a la maternidad lista para no heredarle a mi hijo los traumas de mi equipaje emocional.

Hoy, cuando abro las puertas de registro a la décimo tercera edición de «Ser[Padres]Conscientes» —que es un programa no solo para padres sino para individuos con sus historias— te digo con absoluta certeza que nuestra infancia ES la base de nuestra película, y que ES posible sanar y despertar más allá de los desafíos que en ella hayas tenido y tengas aún.

Te invito al Webinario Gratuito que presentaré hoy, junto a Leo, durante el que abriré las puertas de registro al programa.

Tienes AMBOS enlaces para ver la información de cada uno, en el enlace de mi bio.

Ojo porque necesitas sumarte para recibir por email la info para estar en el Webinario.

Te espero si resuena ✨
...

A casi dos meses y medio de mi operación de explante de prótesis mamarias aún no he visto las fotografías de mi operación.

Recién ayer se las pedí a Leo (él las tenía desde el mismo día de mi cirugía), y le pedí que las guardara en mi teléfono, en un album no visible pero que yo pueda accesar cuando surja en mí hacerlo.

¿Por qué he escogido vivirlo de esta manera?

Para llevar el proceso con la gentileza necesaria y no promover un trauma.

Ver mi cuerpo abierto de esa forma conectará mi consciente con lo vivido bajo el efecto de la anestesia. ¡Y no es poca cosa ser manipulado físicamente de esa forma!

Son muchas las emociones de vulnerabilidad, alerta y peligro que se pueden activar.

Así que lo viviré como he vivido este proceso: a consciencia, en presencia y sin apuro.

No todos los traumas suceden a nivel consciente y, dada la sociedad en la que hemos crecido y que promueve el “guerrerismo”, especialmente en las mujeres, es fácil suprimir emociones intensas… generando con frecuencia un trauma subyacente que buscará salida a través de emociones proyectadas en algún área, esté relacionada o no con el evento traumático que la generó.

El tema del trauma es tan pero tan pero tan relevante que le dedico toda la MasterClass #4 a este tema en la nueva y rediseñada edición de «Ser[Padres]Conscientes» porque si en una etapa de la vida vivimos experiencias traumáticas… ¡es en la infancia!

Muchas veces, sin saberlo siquiera, es desde esos traumas que criamos a nuestros hijos, habilitando experiencias traumáticas también para ellos.

Puedes ver el contenido general de las MasterClasses del programa y la filosofía desde la que lo he rediseñado en esta décimo tercera edición en SerPadresConscientes.com o ir directo al enlace en mi bio y por allí le llegas.

También te sugiero altamente buscar el documental «The Wisdom of Trauma» (tiene subtítulos) del Dr. Gabor Maté, de la mano de quien estoy sumergiéndome en el tema.

Mañana jueves 12 abro las puertas de registro al programa, y el 21 iniciamos este viaje sin retorno para individuos —sean o no padres aun— que quieren aprender a criar, y ademas sanar el equipaje emocional que arrastran de su propia infancia 💛
...

… queda muy poco de la que era yo hace 7 años.

Ese es el tiempo que hay entre una foto y la otra.

Mis perspectivas han crecido —y evolucionado— mucho más que mi cabello 😅

Y, poco más poco menos, es también el tiempo que hay entre la primera edición de «Ser[Padres]Conscientes» y la décimo tercera que abre sus puertas de registro este jueves 12.

Cambió SPC porque cambié yo y cambió el mundo.

Especialmente en los pasados dos años 🤷🏻‍♀️

En el 2020, en medio de la crisis que históricamente ha impactado a más personas alrededor del mundo al mismo tiempo, hice tres ediciones de SPC —en Marzo, Julio y Octubre—.

La última de ellas además atravesando el desafío emocional de la mudanza de mi hijo para desplegar sus alas en solitario.

Allí comenzó una nueva etapa en mi maternidad.

Este SPC eleva la barra BIG TIME para estar a la altura de los retos que transitamos colectivamente y que nos afectan individualmente, y quiero que estés allí.

¡Quiero que todo el mundo esté allí! 😅 Bueno, en realidad no, no todo el mundo.

Quiero que esté…
* quien rrrrealmente quiera estar

* quien reconozca la necesidad de elevar SU barra personal para enfrentar el desafío natural de la crianza, pero ahora en un mundo que tiene nuevos retos tanto para los padres como sus hijos. Sea que los tengan ahora o en el futuro.

* quien busca romper la transparencia de su manera de vivir para operar más conscientemente.

* quien comprenda la necesidad imperativa de aprender o desaprender a criar.

* quien sienta que tiene equipaje emocional que sanar, sea menor o mayor, que proviene de su hijez, infancia y/o la relación con sus padres.

Si las anteriores ediciones causaron el profundo, potente y duradero impacto que causaron en tantas familias alrededor del mundo, el nuevo y rediseñado SPC llevará las cosas a otra dimensión.

Tienes la info para ir a la nueva página en el enlace en la bio 👌🏼

p.d. por cierto ya envié un correo con la info para el Webinario Gratuito del que te hablé en el Live de ayer, y que presentaré este jueves. ¡Busca el email para registrarte!
...

Mis letras de ayer, si bien activadas por la maternidad, movieron las emociones de las y los HIJOS que también somos.

… y es que la “hijez” es de donde surge nuestra experiencia primaria como individuos.

Sea que tengamos hijos o no, siempre seremos hijos. No hay escape.

Y tanto la relación con nuestros padres como nuestra experiencia durante la infancia, son los principales ingredientes de la que se nutre nuestra “sopa interna” durante muchos muchos años hasta nuestra adultez.

No mirar y atender nuestra “hijez” nos deja en un limbo emocional que, tarde o temprano, directa o indirectamente se hará evidente.

En en nuestra infancia que se asienta la programación más influyente de la mente subconsciente.

Nuestros primeros seis años de la vida transcurren en modo de trance hipnótico.

La actividad cerebral predominante durante los dos primeros años de vida de una persona es la delta, el rango de frecuencia más bajo de un electroencefalograma.

Entre los dos y los seis años, la actividad cerebral aumenta y opera principalmente en el rango de theta. En ese estado pasamos gran parte de nuestro tiempo mezclando el mundo imaginario con el real.

Estas frecuencias predominantes reflejan que el cerebro de una persona hasta los seis años años está operando en niveles inferiores al estado consciente.

Las frecuencias cerebrales delta y theta definen un estado cerebral conocido como «trance hipnagógico». Éste, es el mismo estado neuronal que los hipnoterapeutas usan para inducir nuevos comportamientos en el subconsciente de una persona.

En la infancia surgen muchos de los traumas que, de adultos, se muestran pero no reconocemos sino por sus dolorosos efectos.

Es tan importante este tema, que en el rediseño de «Ser[Padres]Conscientes» he incluido una MasterClass completa solo para tratarlo.

Puedes ver la info del programa, que abre registro este jueves 12, en el enlace en mi bio o yendo directo a SerPadresConscientes.com
...

© 2022 Evelyn Mezquita & Leo Alcalá / Dynamic Creations Assoc., Inc.